16 de octubre de 2009

Un aborto, dos abortos, tres abortos...

Antonio Soriano / Cocentaina.

¿Se pretenden reducir los más de 112.000 abortos que se realizaron de forma legal en España o se quiere actuar sobre la clandestinidad en la práctica abortiva?

La realidad social y su problemática plantean constantemente un fuerte debate que divide a la sociedad en dos grandes grupos, los del ‘sí’ y los del ‘no’. Por ahí en medio quedan los del ‘sí pero no’ y los del ‘no pero sí’. ¿Indecisos? tal vez. ¿Ignorantes? puede ser. ¿Cautos? Diría yo. Hay ciertos temas que no tienen discusión, como la pobreza en el mundo, o la violencia de género, sin embargo otros, invitan a posicionarse, y sobre todo a opinar. Los prejuicios, los valores sociales, las ideologías y las culturas inciden directamente en todos y cada uno de los i las que nos da por hablar de un problema social.

Aborto, sí; Aborto, no. Me gustaría poder hablar de este tema sin ser cuestionado por mis prejuicios o valores morales, pero va a ser tarea complicada. No obstante, después de escuchar a los del ‘sí’ y a los del ‘no’, y albergarme al borde de un ataque de nervios, me estoy planteando lo del ‘sí pero no’ y lo del ‘no pero sí’. No sabiendo donde poner el huevo.

Lista mi visión de los hechos, y puestas las gafas de ultra-visión especial para ver en la Caverna de Platón, les paso a comentar como andamos en España con eso del aborto.

Catorce semanas después (no es ningún título de película, aunque bien podría serlo), del penalti de la victoria, te enteras que el gol lo habías metido bien metido, y que al trofeo ya le estaban poniendo tu nombre. En nueve meses lo tendrás entre tus brazos, y lo podrás levantar al viento como Rafiky a Simba en el 'Rey León'. Bien, gracias al semáforo en verde del proyecto de reforma de la Ley del Aborto, ‘Matrix’ (nuestro gobierno) te propone elegir entre la pastilla azul y la pastilla roja. Dejando de lado símiles cinematográficos, la realidad nos muestra un panorama de fuerte debate en torno a la posibilidad de interrumpir el embarazo libremente durante las primeras catorces semanas, suprimiendo el permiso paterno para las mayores de 16 años , y hasta las 22 semanas si hay grave riesgo para la "vida o salud" de la madre o del feto.

Seguimos. La ministra de Igualdad, Bibiaba Aído, ‘suelta’ que, “un feto de 13 semanas es un ser vivo, claro; lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tiene ninguna base científica". A Aído le crecen los enanos, enanos de 5 cms en forma de feto, que se venden por internet por un ‘donativo’ de 20 euros. Luego va y dice la doctora Gador Coya que "el mensaje es que no pasa, no pasa nada (si se tienen relaciones sexuales), porque vas a abortar. No existe riesgo porque al final existe la fácil solución del aborto". Los métodos anticonceptivos y la renovada píldora del día después parecen ser más apetecibles que un aborto, digo yo.

¿Cómo provocar un aborto casero? Es una de las entradas que Google me ofrece cuando tecleo “en qué consiste un aborto”. ¡¿Cómo?!, perdonen mi ignorancia ¿Y que lo hacen ‘al baño maría’? Esto es solo una anécdota para poner de manifiesto que con la actual Ley, la de 1985, la clandestinidad en el aborto copa unos registros estratosféricos, muy por encima del 3% de los abortos realizados en centros sanitarios públicos y de los pocos más en centros privados. El actual proyecto parece ir encaminado a salvaguardar la integridad y los derechos de las mujeres, e intentar reducir los abusos de los abortos clandestinos.

¿Nos dejamos algo en el tintero? A partir de los 16 años se puede abortar sin autorización paterna ¿es necesaria? ¿Por qué a los dieciséis años no podemos votar con o sin autorización paterna?

Está claro que los del ‘sí’ se acogerán a que es un derecho de la mujer, que evita futuros problemas sociales, mucho más importantes (y no me digáis que, ¿qué hay más importante que un asesinato?), y que implican un mayor gasto social. Y está claro que los del ‘no’, da la casualidad que son los mismos que se ponen nerviosos cuando ven un preservativo de por medio, se acogerán a que hay que salvaguardar toda esperanza de vida.

Como en la vida no hay nada perfecto, esta vez me quedaré con los del ‘sí pero no’. Cuando el tema empiece a aburrir hagan como yo, cuenten los 112.000 abortos. Un aborto, dos abortos...

5 Response to "Un aborto, dos abortos, tres abortos..."

.
gravatar
el empalador negro Says....

A ver, yo la única polémica la vería en el caso de las menores, pero si tienen edad para echar un polvo tienen edad para saber que hacer con una gomarrota o simplemente con una noche desfasada, por que al final del todo si alguien va a pagar responsabilidades no son sus padres, los cuales se quedaran en casa con el niño mientras ella trabaja o sale de fiesta para olvidar el desmadre que lleva entre las paredes de su piso(en el mejor de los casos)...
dicho esto y tomando una perspectiva general, doy un si claro. Esta medida es de uso libre, no va a haber ningún hombre del saco que se meta entre las sábanas de las embarazadas para robarle los hijos, cada uno en su libertad de decisión que actúe en consecuencia, que ya va siendo hora de que occidente comience a tomar un pokito de responsabilidades...

.
gravatar
Van den Boogaart Says....

Jugador del Almería, si señor: se ha superado, este articulo merece la pena ser leido dos veces. Grande en literatura, un diez en ironia y matricula de honor en razonamiento. Como dicen en mi pueblo ñorejo: lo has clavao como las estacas. Eso sí... el siguiente tiene q ser en ingles.

.
gravatar
Anónimo Says....

Sori, antes de nada, enhorabuena. El tema es más jodido de lo que parece y lo has expuesto muy bien.
Yo creo q la Ministra de Igualdad, el Gobierno y quien sea, no deben apoyarse en el argumento de si es o no un ser humano. Las mujeres que abortan lo pasan francamente mal y no ayuda que la política de turno con chaqueta de Dior diga para justificar el aborto o para aliviar la carga moral, que el embrión no es un ser humano. Ayuda es hacerles sentir que no están solas, tratarlas de igual a igual, informar sobre las opciones que tienen y acompañarlas en el proceso.

.
gravatar
Anita Says....

Soriano, entre los articulos de la pildora y este vamos a tener q nombrarte ministro a ti. A ver si en la proxima cena reunion de antiguos alumnos te traes un puñado de condones y nos dejas mas contentos todavia.

Leave A Reply

Expresa todo lo que quieras