3 de agosto de 2009

Basta ya, ETA NO

José Ramón Martínez / Yecla

Se llamaba
Silvia, tenía 6 años y jugaba con su madre, su tía y su primo el 4 de Agosto de 2002, ya nunca volvió a peinar a sus muñecas. Se llamaba Francisco, estaba en su despacho de la universidad hablando por teléfono, ya nunca volvió a pisar un aula, era el 14 de febrero de 1996. Se llamaba José, el 7 de Junio de 1968 realizaba junto con su compañero un control rutinario, cuando vio la matricula de un coche robado, ahí empezó todo.

Desde el asesinato de José Pardines 822 personas más han perdido la vida, los últimos hace unos días en Mallorca. Me pregunto si sembrando de dolor, de sangre y de sufrimiento a un pueblo lo quieren. Me pregunto si esa niña era una amenaza para sus objetivos políticos. En algún momento me he preguntado si les merece la pena vivir toda una vida con sus manos manchadas de sangre y de horror entre los cuatro barrotes de la cárcel y ser despreciados por todos aquellos que creemos en la vida, en la democracia y en la libertad.

Lo que sí que merece la pena es seguir creyendo en la libertad y en la paz, seguir luchando conjuntamente por ver un país en el que todas las personas luchen por sus ideas por medio de la palabra. Merece la pena luchar por aquellos que todos los días se juegan la vida por defender aquello en lo que creen. Merece la pena luchar por José, por Silvia, por Francisco y por todas las víctimas del terrorismo.

Basta Ya. ETA no

1 Response to "Basta ya, ETA NO"

Leave A Reply

Expresa todo lo que quieras