10 de agosto de 2009

La decadencia de OT

Eduardo Masa / Madrid.

Muchos años han pasado ya, desde que Carlos Lozano proclamara a Rosa de España ganadora de la primera edición de Operación Triunfo, y todos nos acordamos de aquel momento como si del día de ayer se tratara. Hace tan solo unos días, fue proclamado el ganador de la 7’ edición, y seamos realistas, ¿alguien sabe cómo se llama?, ¿alguien sabe quién fue segundo?, es más, ese mismo día me enteré que se estaba emitiendo Operación Triunfo 7.

Las grandes diferencias en el tiempo entre estos dos “mismos programas son”: enorme diferencia de calidad musical, una “verdadera” carrera discográfica y sobre todo, más de 7 millones de espectadores. Las causas de este verdadero bajón de audiencia, las siguientes:

1. Como anteriormente ya he dicho, la enorme diferencia de voces entre los Bisbal, Rosa, Chenoa y compañía con las de los chicos y chicas de la 7’ edición. Sin olvidarnos claro esta de las otras 5 ediciones restantes, que salvo casos muy concretos como los de Soraya Arnelas o Lorena, el nivel también estaba muy por debajo de los de la primera entrega.

2. La segunda causa podría deberse al cambio de canal televisivo que sucedió en la 4’ edición, siendo esta la primera emitida por Telecinco. Si bien las dos primeras ediciones rozaron los 7 u 8 millones de espectadores, posteriormente se vio reducida hasta los 4 o 5 de media, llegando a ser la 7’ la de peor audiencia al no llegar casi a los 2 millones de espectadores.

3. Otra gran diferencia esta en la forma de enfocar el concurso, ya que durante las primeras ediciones lo que primaba eran las buenas voces y el talento, y en las ultimas lo primordial era la convivencia, los líos “sentimentales”, las broncas del jurado y el repetido hasta la saciedad por Ángel Llacer “Chat “.

4. El empacho de concursos similares a este que han surgido desde su primera Edición.

5. Risto "Mejode", y le llamo así porque no es principalmente una persona que me haga excesiva gracia, todo lo contrario, le considero un tipo bastante repetitivo, maleducado, grosero e inculto. Si bien esta, es la única causa por la cual OT se ha mantenido a flote en las ultimas entregas. Otra mención especial merece el gran Ramoncín, que después de haberse tirado 8 años despotricando de este concurso, no lo dudo ni un instante cuando le ofrecieron un hueco.

6. El efecto Eurovisión. Este era otro gran aliciente para las primeras generaciones que entraban en la academia, si bien con la llegada del programa a Telecinco esto dejó de ser así

Después de todo esto y mi bajo humilde punto de vista, creo que Tinet Rubira, Toni Cruz y José Maria Mainat, deberían plantearse seriamente la opción de cerrar el formato tras sus 7 ediciones.

2 Response to "La decadencia de OT"

.
gravatar
Rosario Says....

Está claro que OT ha caido, y yo creo que la principal causa es que el formato he perdido toda su esencia, aquella que le hacía a miles de españoles emocionarse con una canción de Rosa, BUstamante, o quien fuese. Y es que, ha llegado un punto en el que esto, más que un programa en el que se entremezclen el talento con las ganas de los jóvenes que quieren vivir de esto, parece un patio de vecinos en el que la altenería de unos con respecto a otros daña la sensibilidad humana. Para mi gusto, OT lo perdió todo cuanto RIsto entró en escena; si, de acuerdo que quizá es mordaz y hace críticas con "morbo" (base de actuación de Telecinco), como nunca antes se habían hecho, pero desde mi punto de vista maleducadas, fuera de lugar e hirientes, en muchos casos, para la propia audiencia.

A mi, cada vez me recuerda más a un Gran Hermano... Y, que quereis que os diga, tampoco veo bien que se juegue con los sentimientos de los chicos que realmente sí se presentan al casting porque es la ilusión de sus vidas y no buscan saltar a la palestra de la fama y prensa del corazón, y se eche a gente para atrás porque no dan el perfil de un personaje televisivo.

En definitiva, muy buen artículo!!! Yo también espero que este formato tenga ya los días contados...

.
gravatar
Airrel Says....

A mi los realitys como OT, Gran Hermano, etc.. me parecen algo interesante, siempre y cuando se limite a una edición y luego no se arme el circo mediático que se monto alrededor de los concursantes.
En cuanto a Operación Triunfo en concreto nunca he sigo un gran seguidor de este programa, pero el pestazo a cadáver que emana a estas alturas llega a todas partes, la inclusión de Risto para cumplir con el papel de joder a los concursantes y que así la gente tenga un motivo para seguir viendo el programa es la gota que colma el vaso.
Ojalá de verdad que esto terminara aquí, que no hubiera más OT, pero el año que viene tendremos más y con más ruido, sobre todo si es Telecinco la que tiene los derechos.

Leave A Reply

Expresa todo lo que quieras